Crisis en el sector maderero: “Este es un problema estructural y no coyuntural”, dijo el presidente de AFOA

Crisis en el sector maderero: “Este es un problema estructural y no coyuntural”, dijo el presidente de AFOA

RELACIONADAS

.foto_relacionada { position: relative; float:right;margin-left:0px;width:100%;margin-right:0px;padding-top:5px; } .bawmrp { line-height: 16px;
/* margin-right: 0px; */ background-color: lightgrey; padding: 0px; width: 300px; float:right;margin-left:10px;margin-right:0px;clear:right; } .bawmrp h3 {
/* display: none; */ text-align: left; font-size: 14px; font-weight: bold; background-color: grey; padding-left: 10px; color: white; margin-bottom: 0px; } .bawmrp ul { margin: 0px; } .bawmrp li { float: none; width: auto; height: auto; overflow: hidden; list-style: none; border-right: none; text-align: left; padding: 5px; color: #000;
/* font-weight: bold; */ border-bottom: 1px solid grey; margin-bottom: 0px; } .bawmrp a { color: black; } .bawmrp img { float: left; margin-right: 10px; }
/* .epigrafe_relacionada { position: absolute; bottom: 8px; overflow: hidden; vertical-align: baseline; background-color: rgba(45,45,45,.75); color: #fff; line-height: 1.2; font-size: 14px; padding: 5px; left: 5px; right: 5px; text-align: center; }*/ .mejs-container { clear: none !important; }

Para Daniel Durán, presidente de la Asociación Forestal Argentina (AFOA), lo expresado por el candidato Alberto Fernández es correcto. No  obstante afirmó que el problema del sector tiene diversas aristas y etapas, por lo que rara vez “o todo el sector está mal o todo el sector está bien”. Afirmó que la crisis se agudizó con el cepo cambiario del 2011.   

Daniel Duran- Radio Libertad. 

Las últimas declaraciones del candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández sobre la dura realidad que vive el sector maderero debido a la crisis económica, ha generado un intenso debate al ser un sector que se desarrolla en Misiones. En ese sentido, Daniel Durán, presidente de la Asociación Forestal Argentina ( AFOA)  manifestó que, en cuanto se habla del sector maderero hay que ser más precisos porque la cadena de producción abarca tres partes que inician desde el productor, la industria del aserrío y la del terciado “son tres sectores claramente diferenciados que pocas veces los tres andan todos bien o todos andan mal, hay que diferenciarlos”.

Coincidió con lo expresado por Román Queiroz, presidente de la Asociación de Madereros, Aserraderos y Afines del Alto Paraná (Amayadap), quien dijo que es correcta la apreciación Fernández y que urge reactivar el mercado interno, que son muy pocas las empresas que continúan exportando por un dólar no competitivo y aseguró que si la moneda estadounidense no alza su valor, la situación se agudizará en los próximos meses.

“Yo creo que los aserraderos que tienen posibilidad o están preparados para exportar, creo que les está yendo bien. Si pueden acceder a esta quita de las retenciones, les irá mejor, pero ese es un sector especial  que son los que han invertido en los últimos años, que son eficientes y hay otro aserraderos más chicos con menos capital de trabajo y menos tecnología que están enfocados en el mercado local y estos están complicados”.

Señaló que estas pequeñas industrias no pueden apostar por tecnología por los altos costos que esto implica. “No hay línea de crédito acorde a lo uno puede pagar para mejorar su industria y los créditos promocionales no son accesibles a las personas, principalmente por la burocracia y mucha gente termina no tomándolos”.

Agregó que, en el caso de los productores forestales tienen un problema de sobre oferta. “Al haber sobreoferta de materia prima en la industria, estas pagaran lo menos posible”. Señaló que esta es una situación estructural y no necesariamente coyuntural.

El experto recordó que “en la época del cepo seco cambiario, del gobierno  kirchnerista, Argentina planchó el dólar y los exportadores de madera tuvieron una inflación de 25% y 30% anual y un dólar casi fijo y nos volvimos anti competitivos (…) la génesis de la crisis del sector proviene del cepo cambiario y si eso no hubiese pasado hoy en día la industria se hubiese adecuado porque hubiésemos seguido exportando y no tendríamos ese problema”.

Explicó que aunque este no es un cepo cambiario es un dólar planchado que no es positivo para el que se exporta, pero si se para la inflación con el dólar planchado puede ser positivo para el mercado interno. “Recordó que para ser competitivos deberíamos tener un dólar a 60 pesos que significaría una inflación de 50, es difícil comprender porque suben algunos precios que son productos netamente de industria nacional (…) es difícil comprender porque todo hace subir los precios, creo que es un problema de los argentinos que no tenemos confianza ni en este Gobierno, ni en el pasado ni en ninguno y la clase política que Gobierna para enriquecerse a costilla de los contribuyentes”.

SPM