Frente a Cancún un paraíso mexicano invita al disfrute

Isla Mujeres es un pequeño punto a trece kilómetros de la ciudad de Cancún. Forma parte del Estado de Quintana Roo y está en el mar Caribe, al sur de México, cerca de la península de Yucatán.
Se trata de un lugar íntimo que se integra al paisaje natural debido a que la mano del hombre no ha mancillado esta zona. Es una aldea respetuosa del medio ambiente, y está  flanqueada por el Caribe mexicano al este y una reserva de animales en una zona pantanosa al oeste. El cuidado de la naturaleza es evidente y eso agrega un  plus al turismo local. 
A diferencia de otras playas de esa región, es extremadamente tranquila, alejada del ruido y el bullicio típico de Cancún.
La humedad crea en esta zona un lugar con asombrosa vegetación, en donde se pueden ver manglares, selva baja, mamíferos, reptiles y aves acuáticas. 
Su selva tropical abarca más de la mitad de la isla, igual que su litoral marino y sus arrecifes. Además, hay varios puntos en los que tortugas marinas desovan cada año. Es un área protegida, por eso se recomienda informarse previamente antes de ir a la playa para no dañar los huevos. 
Dentro del municipio hay un Parque Nacional llamado Isla Contoy, que tiene una superficie de unas 5000 hectáreas. Engloba más de siete kilómetros de extensión y una gran variedad de fauna terrestre y marina, residente y migratoria. Dentro del predio se pueden avistar numerosas especies de aves: pelícanos, grullas y fragatas.
Las maravillosas playas de Isla Mujeres, sumadas a la gastronomía local, hacen de este lugar un destino imperdible. Tiene una amplia gama de actividades: se pueden alquilar carros de golf para hacer otros paseos dentro de la isla. Generalmente, los turistas vienen aquí para pasar un día completo o una semana de paz y relax. La principal es el snorkel en arrecifes naturales. Además, se puede visitar Playa Norte, lugar obligado para tomar sol y nadar en una de las playas más hermosas del mundo.
En cuanto a la gastronomía, hay una rica gama de sabores: lugares especiales para desayunar, otros para comer y también los que se enfocan en cenas con platos de la región, nacionales e internacionales tales como la comida cubana, americana, mediterránea, italiana, argentina y asiática.
El fuerte de la isla son los mariscos y los pescados frescos recién sacados del mar, un cocktail delicioso ideal para disfrutar del pescado a la “tikin-xic”, plato típico de la región que se condimenta con achiote y otros ingredientes (jugo de naranja, semillas de annatto, comino, clavo y pimienta negra) cocinado a las brasas y que se convierte en todo un manjar. Conocer este destino  es uno de los lujos que todos deben darse al menos una vez en la vida.