Cortes de luz, vuelos cancelados y comercios cerrados tras el violento estallido en Chile

Las protestas comenzaron el viernes debido al alza de la tarifa del subte de 800 a 830 pesos Fuente: Reuters

SANTIAGO.- A las 7 de la mañana terminó el
toque de queda en Chile pero los
inconvenientes continúan. Tras confirmarse
la
muerte
de tres personas en las
protestas
más masivas que registra el país en décadas, la capital seguía complicada con más de
veinte mil hogares sin luz, comercios que decidieron no abrir, varios vuelos cancelados, 700 detenidos y despliegue militar en varias avenidas y accesos centrales.

Las protestas comenzaron el viernes debido al
alza de la tarifa del metro de Santiago, que cada día utilizan cerca de tres millones de personas, de 800 a 830 pesos (de 65 a 68 pesos argentinos). Desde entonces decenas de comercios fueron saqueados e incendiados, lo que llevó a que el
gobierno de Sebastián Piñera decretara el toque de queda en tres regiones y desplegara cerca de mil agentes.
Esta mañana, con el fin de la medida, hay problemas en el aeropuerto, transporte público y en algunos servicios de la ciudad, de acuerdo con lo informado por el diario
La Tercera.

Las protestas comenzaron el viernes debido al alza de la tarifa del subte de 800 a 830 pesos Fuente: Reuters

Desde el aeropuerto informaron que hasta el momento hay
95 cancelaciones de vuelos y 20 reprogramaciones. La Intendencia metropolitana anunció que más de 20 mil hogares se encuentran sin suministro eléctrico. Al menos 14 personas fueron detenidas en uno de los shoppings de la ciudad por saqueos. Varias empresas de supermercados, como Jumbo y Santa Isabel, anunciaron que no abrirán hoy.
El metro tampoco funcionará. Además, pese al fin del toque de queda, se mantienen en Estado de Emergencia Santiago, Chacabuco, Concepción, Valparaíso y las comunas de Puente Alto, San Bernardo, Rancagua, Coquimbo y La Serena.
Sin embargo, se espera que a lo larga de la jornada el transporte público en colectivos comience a regularizarse, tras las suspensiones registradas horas antes por los disturbios provocados por los miles de manifestantes que salieron a las calles impulsados por el aumento del boleto de metro.

Por su parte el ministro de Salud, Jaime Mañalich, comunicó que hasta el momento hay 208 lesionados en Santiago, 32 personas hospitalizadas y 10 de ellos en grave estado.

Una serie de incidentes violentos en las estaciones llevaron al gobierno a decretar el estado de emergencia y a desplegar militares en las calles por vez primera desde el retorno a la democracia en Chile tras el fin de la dictadura de Augusto Pinochet en 1990.
Santiago, Valparaíso (centro) y Concepción (sur) estuvieron bajo un fuerte resguardo militar.

En medio del conflicto, tres personas murieron durante un incendio que se produjo en un
saqueo de un supermercado Líder -controlado por la cadena minorista estadounidense Walmart- en el sur de Santiago.
En tanto, en el aeropuerto de la capital chilena, centenares de personas quedaron varadas, muchas de ellas durmiendo en el piso, por la cancelación o reprogramación de vuelos. Por su parte el paso internacional Cristo Redentor, que une la provincia de Mendoza con la región de Valparaiso, fue reabierto a las 9 tras permanecer cerrado desde la medianoche por el toque de queda.

La decisión del gobierno
Cuando ayer las manifestaciones desbordaron varios puntos de la capital, incluso con enfrentamientos con la Policía y militares y quemas de estaciones,
Piñera dio marcha atrás y suspendió el alza del boleto del metro.

Hoy se reunirá con sus ministros y autoridades de los demás poderes para discutir la situación. Además convocó a una mesa de diálogo «amplia y transversal» para tratar las demandas sociales, que de momento no tienen un líder visible ni un pliego de peticiones preciso.
Chile enfrenta reclamos contra un modelo económico en el que el acceso a la salud y a la educación es prácticamente privado, con una alta desigualdad social, bajas pensiones y el alza de los servicios básicos.

Las protestas comenzaron el viernes debido al alza de la tarifa del subte de 800 a 830 pesos Fuente: AFP

Piñera reconoció que hay «buenas razones» para protestar, pero llamó a «manifestarse pacíficamente» y señaló que «nadie tiene derecho para actuar con la brutal violencia delictual» en referencia a los daños en el transporte, donde fueron vandalizadas 78 estaciones.
Para mañana el gobierno anunció la
suspensión de clases en los colegios de varias comunas de Santiago, donde viven cerca de siete millones de personas.

Las protestas comenzaron el viernes debido al alza de la tarifa del subte de 800 a 830 pesos Fuente: AFP

Agencias AFP, DPA y Télam