Con carteles de “salarios dignos” y “monotributistas” los trabajadores de Pediatría expusieron sus demandas

Con carteles de “salarios dignos” y “monotributistas” los trabajadores de Pediatría expusieron sus demandas

POSADAS. En el contexto de un dilatado conflicto salarial y
laboral en el Hospital de Pediatría “Fernando Barreyro”, el conjunto de los
trabajadores llevó adelante una conferencia de prensa, para explicar, de frente
a la comunidad misionera, el origen del reclamo, las demandas y las situaciones
que padecen los empleados de uno de los principales hospitales públicos de
Misiones.

A partir de las 8, frente al ingreso del hospital y con
carteles de “monotributistas”, “salarios dignos” y “estabilidad laboral”, los
médicos, enfermeros, técnicos, administrativos y demás trabajadores del plantel
de Pediatría, expusieron al gobierno renovador por los bajos salarios y las
condiciones laborales que imperan en el Pediátrico, “desde hace muchos años”

El comunicado de prensa que fue leído ante las cámaras de
los medios de prensa de la provincia, resalta por la agudeza de las denuncias y
reclamos que ponen en jaque a la gestión del posiblemente saliente Ministro de
Salud Pública, Walter Villalba.

El duro comunicado de prensa

“Hemos decidido por el momento aceptar la medida impuesta
por Ministerio de Trabajo, que nos impide realizar la medida de fuerza
anunciada por declararla ilegal, sin perjuicio de continuar con nuestro
reclamo, procediendo mediante la asesoría legal, a impugnar la misma por
presentar serias deficiencias técnico-legales, que no serán analizadas en este
momento y si expresadas en el documento enviado como respuesta”, arranca el
comunicado de los trabajadores del Pediátrico, en referencia a la declaración
de ilegalidad del cuestionado ministro de Trabajo, Juan Carlos Agulla.

“Los trabajadores del Hospital de Pediatría Dr. Fernando
Barreyro nos reunimos para manifestarnos como una sola voz, puesto que a lo
largo de muchos años nos hemos expresado en forma individual o por servicio
obteniendo de esta forma respuestas incompletas, y entonces creemos que
realizar un reclamo colectivo es beneficioso para todos y cada uno de los
trabajadores.”, señaló el Dr. Barrera, uno de los voceros del sector, en su
lectura del documento conjunto de los trabajadores del Pediátrico.

“La conformación del sindicato, se basa en la necesidad de
no abandonar valores humanos y de convivencia, ante la insensiblidad de los
dirigentes en pos de mantener la fuente de trabajo, y como instrumento para
reclamar nuestros derechos que históricamente han sido vulnerados. Valores como
la Honestidad, Transparencia, Dignidad, Priorizar el Bien Común y la Solidaridad”,
acotó Barrera, en su lectura del comunicado de prensa.

La importancia del Hospital de Pediatría en la región

“Los que trabajamos en el Hospital de Pediatria, no somos
mejores ni peores que los demás trabajadores de la salud, somos distintos, por
el trabajo que realizamos. Somos el único Hospital Pediátrico de la Provincia
de Misiones de III Nivel, por encima de nosotros solo existe la derivación
fuera de la provincia para la resolución del problema de salud, siendo
referentes de la región, recibimos derivaciones de otras provincias, como así
también de países limítrofes como la República del Paraguay y la República
Federativa del Brasil”, plantearon los trabajadores en la conferencia.

En esta línea, los trabajadores de pediatría insistieron en
que “somos diferentes porque no solo atendemos al niño, también atendemos su
familia y el entorno, puesto que muchas veces a su situación de vulnerabilidad
se le agregan que sufren maltrato y nosotros nos convertimos en garantes de su
cuidado y recuperación interactuando con el juzgado y la policía, con un
abordaje multi e interdisciplinario.

Esta forma de trabajo, solo se puede mantener trabajando en
equipo, con gran compromiso entre este, el paciente y su familia”.

Inversión en infraestructura y descuido del material humano

“Tenemos un gran Hospital en infraestructura y equipamiento
de última generación, pero es nada sin la gente que allí trabaja… Nuestro
querido Hospital es nada si el administrativo no te incorpora al padrón
digital, el Hospital es nada si el camillero no traslada al niño enfermo, con
palabras tranquilizadoras, para que sea atendido por el médico y curadas sus
heridas por la enfermera… los quirófanos no funcionan  sin cirujanos, la terapia intensiva sin su
personal  es una sala vacía… al hospital
lo hacemos las personas que allí trabajamos… esa es la única verdad”, sentenció
Barrera en el duro comunicado dirigido hacia la sociedad misionera y el
gobierno renovador.

Asimismo, en el crítico contexto económico imperante, los
trabajadores del pediátrico, parecen haber adquirido conciencia de su
importancia y de su capacidad de organizarse y presionar por el reconocimiento
de sus derechos. “Nadie es imprescindible… pero en este momento somos
irremplazables… tuvimos un solo Neurocirujano Infantil, durante 10 años,
durante 17 años tuvimos una sola Oncóloga Infantil, actualmente tenemos 6
servicios unipersonales, es decir atendidos por un solo especialista,
Dermatología, Nefrología, Neurología, Reumatología, Endocrinología y
Ginecología… en lo que va del año, solo estos especialistas han atendido, a más
de 8 mil niños con patología compleja”, sentenciaron.

El peligro de afectar a la formación de profesionales en pediatría

Por otra parte, los trabajadores no dejaron de lado la función
de formadores de profesionales y técnicos del área de salud, lo que los torna
aún más imprescindibles. “Somos un Hospital escuela, es decir formadores de
especialistas, la Pediatría ha sido vapuleada, denigrada, mal paga tanto es
así, que los pediatras escasean, ya no se cubren todos los cargos que se
ofrecen en la residencia… con el tiempo si no se toman las medidas adecuadas,
serán escasos los especialistas”, advirtieron.

“También asistimos al Hospital Materno Neonatal, con
diagnostico por imágenes, cirugías e interconsultas de todas las especialidades
que pueden afectar a los recién nacidos. Se dice que somos unos pocos los que
realizamos el reclamo, puede ser… que son algunos médicos y allí se equivocan,
somos médicos, administrativos, enfermeros, nutricionistas, psicopedagogos,
kinesiólogos, instrumentadores quirúrgicos, en fin, todos los componentes del
gran engranaje que mueve al Hospital”, fustigaron en obvia referencia a los “argumentos”
vertidos por el ministro Villalba al enfrentar preguntas por este conflicto.
Villalba ha dicho que son un “grupo minoritario” los que reclaman. Y en la
misma línea opinó el ministro Agulla, recientemente.

Críticas por elevación a Villalba y Agulla

“Se dice que somos pocos, lo que no se dice que somos pocos
los que tenemos una estabilidad laboral, y que son muchos en situación de
precariedad laboral y todos en precariedad salarial… dicho de otra forma son
muchos los que temen perder su trabajo, pero utilizan nuestra voz para realizar
su reclamo”, enfatizaron.

En cuanto a las denuncias por las condiciones laborales y salariales en Pediatría, los trabajadores fueron lapidarios. “El 63% de los trabajadores tenemos más de 14 años de antigüedad, hay 50 personas en condiciones de jubilarse con más de 30 años de servicio, algunos más de 40 y no hacen uso de ese derecho, porque saben que no podrán sobrevivir sin la ayuda de sus hijos. Hace poco un colega recientemente jubilado posteo en las redes… prefiero recibir un plan que es una digna ayuda, a la jubilación de Salud Publica… triste premio a una vida dedicada al Hospital, a los niños y sus familias”, fustigaron los empleados, en la voz de Barrera.

“Los dirigentes no escucharon nuestros reclamos”

En un tramo en el que los trabajadores del Pediátrico,
interpelaron tanto a sindicalistas como dirigentes políticos, Barrera sostuvo: “Estamos
en esta situación, porque los dirigentes no escucharon nuestros reclamos,
porque siempre ofrecieron soluciones parciales y promesas vacías, lentamente
durante años nos fueron empujando al abismo y con ello a nuestras familias, que
sufren los mismos pesares que las familias de nuestros pacientes”.

“Nuestras familias, que sufren nuestra vocación, nuestros
hijos que sufren nuestra ausencia en cumpleaños y navidades, muchas veces a
pesar de nuestro mayor esfuerzo, no alcanza… Muchos olvidan que nosotros
también tenemos una familia detrás, que nos esperan, que necesitan una
tranquilidad económica como resultado de nuestro trabajo. Sin embargo, aun
cuando tomamos medidas de fuerza, no dejamos de atender a nuestros pacientes”,
aclararon.

“Nos han difamado, menospreciado, y sin embargo la población
misionera nos apoya, ha entendido que nuestro reclamo y que nuestra acción
busca una mejor salud para todos los niños misioneros”, añadió Barrera en su
lectura del comunicado conjunto.

Continuarán las medidas de fuerza

Sobre el final de la lectura del comunicado, los
trabajadores dejaron en claro que pese a estar prohibidas las huelgas,
continuarán con un plan de lucha, que puede incluir otras formas de reclamo y/o
protesta.

“Creemos que la resolución del Ministerio de Trabajo, es una
medida autoritaria y parcial, que busca callar nuestro reclamo, que es justo y
genuino, que reconoce como legítimo y se contradice al decir que es ilegal,
inclinando la balanza hacia el lado de la patronal.  Hubiera sido más justo, si su dictamen obligara
a las partes a sentarse a dialogar, a mostrar propuestas para llegar a una
solución y convertirse en garante de las mismas para que se cumplan. Seguiremos
con todas acciones que la ley nos permita para reclamar nuestros derechos,
llevaremos nuestros reclamos a las plazas públicas, nacionalizaremos nuestro
reclamo, seguiremos contando a nuestros pacientes la realidad que vivimos”,
anticiparon los trabajadores, en vos de Barrera.

“Sabemos que es imposible lograr el 100% de nuestros pedidos en una sola respuesta, pero también sabemos que lo pueden hacer, si no como se explica que solucionaron en 24 hs los mismos reclamos a los Enfermeros del Hospital Escuela o que nos hayan ofrecido un aumento de $7000 a los médicos y luego ampliado a todos los profesionales”, puntualizaron los trabajadores.

“Nuestro sindicato SITRAHPE está en marcha y con esta herramienta gremial seguiremos en forma orgánica con nuestros legítimos reclamos”, cerró Barrera, en esta conferencia de prensa, durísima contra la política sanitaria provincial desplegada en el principal centro de atención de la salud de niños, niñas y adolescentes.