Profesionales en psicología crearon la primera fundación de contención gratuita para víctimas de accidentes viales, familias e intervinientes

Por primera vez, funcionará un servicio gratuito que nace del ámbito privado de la salud mental de la provincia, conformando un equipo de Psicólogos que brindarán a la comunidad contención y apoyo a personas que sufran hechos trágicos en accidentes viales. «Los accidentes ocurren constantemente, y detectamos que muchas personas están huérfanas ante situaciones de profundo impacto emocional o físico, que sin asistencia psicológica son muy difíciles de sobrellevar. Cuanto más tiempo pasa desde el momento del hecho trágico, las secuelas pueden ser irreversibles si no reciben contención adecuada, por ende, afecta su calidad de vida y la de todo su entorno, cuando esto puede ser evitado con una ayuda psicológica a tiempo. Buscamos brindar una intervención oportuna y un servicio de responsabilidad social», explicaron desde el Centro de Investigaciones Psicológicas (CIP).
 
Con la misión de atención profesional de contención psicológica en forma gratuita, con la intervención oportuna en un momento trascendental para la víctima, familiares e intervinientes de accidentes viales –que puede incluso cambiar su calidad de vida futura resguardando su salud mental con la atención emocional temprana-, el Centro de Investigaciones Psicológica (CIP) dio un nuevo paso para cubrir una demanda social y comunitaria, creando la Fundación CIP para el apoyo ante las emergencias y un seguimiento para la contención post-emergencia.
Se trata de una red de profesionales desplegada en 17 localidades de Misiones, con personal profesional que estará a disposición de las emergencias las 24 horas del día, trabajando en coordinación con la línea 911 para asistir –con un protocolo de intervención desarrollado por el propio CIP- en situaciones de emergencias y seguimientos posteriores, de manera de dar una “respuesta en el momento justo, ya es clave porque muchas veces incluso hay secuelas que no siempre se perciben, pero en el tiempo puede condicionar a la persona para seguir con una vida normal”, explicaron los profesionales de la Fundación CIP en una entrevista con Misiones Online.
La idea es asistir, acompañar, guiar, asesorar durante los procesos de auxilio vial, intervenir de forma directa en el momento de crisis y brindar un posterior seguimiento de manera ambulatoria, como un servicio público a la comunidad y sin costo. “El proyecto surge ante la necesidad que observamos se presenta de las víctimas de accidente de tránsito, que llegaban a nuestro consultorio con el fin de ser evaluados para fines judiciales, para responde con pericias psicológicas ante el “hecho”, pero notamos que no tenían la contención emocional ante la situación traumática vivida, no recibían un acompañamiento profesional, cuando es tan necesario en estos casos de impacto”, explicó la psicóloga Cintia Muller Thies. 
Los accidentes de tránsito ocupan en la actualidad el noveno lugar entre las principales causas de muerte a nivel mundial, y para todos los grupos de edad. Se estima la pérdida de más de 1,2 millones de vidas y causan traumatismo no mortal a cerca de 50 millones de personas en todo el mundo cada año.
Casi la mitad (49%) de las personas que mueren en las vías de transito del mundo son peatones, ciclistas, y motociclistas. Los accidentes de tránsito son la principal cauda de muerte de personas de edades comprendidas entre 15 a 29  años.
En el NEA, la Ruta Nac. 14 está identificada para ser declarada en “emergencia vial” por la cantidad de accidentes viales registrados. “Es una ruta por la cual transitan más de 4 mil camiones por día, sumado a la circulación turística. Misiones es una de las provincias con mayor tasa de muerte por accidentes de tránsito. Esto es una realidad cotidiana, pero también son predecibles y evitables, solo hay que trabajar fuerte en revertir esto”, dijo Muller Thies.
Por ello, conformaron la Fundación para cubrir un “vacío” que consideran demanda la sociedad y como profesionales se comprometen a brindar, conformando además una red distribuida en toda la provincia para trabajar en la acción y prevención. “Hay 12 profesionales que cubren áreas del interior, y otros 9 profesionales que conforman el equipo en Posadas”, precisó Krieger.

Waldemar Krieger, Cintia Muller Thies y Juan Pablo Britez.
 
Una fundación de servicio de salud mental
El proyecto fue impulsado por Waldemar Krieger hace casi 10 años. Es especialista en Marketing y coordinador de los gabinetes psicológico, y lo presentó al equipo del Centro, el Lic. Juan Pablo Britez y la Lic. Cintia Thies Muller, quienes se desempeñaban como auxiliar de justicia en el fuero Civil y Laboral del STJ y realizaban pericias psicológicas a los siniestrados por accidentes viales en la provincia. “De estos análisis, identificamos de las pericias realizadas que las personas en general se acercan después de varios años a solicitar la ayuda profesional, y muchas veces evaluamos que las secuelas ocasionadas – o lo que trae aparejado- son irreversibles ante el tiempo transcurrido desde aquel impacto que les cambió la vida. La falta de una contención psicológica de actuación inmediata sobre las víctimas y sus familias para la contención en crisis en la emergencia nos llevó a conformar la fundación, ya que esto tiene alternativas de prevención si se trabaja con la contención de la persona a tiempo”, explicó Muller Thies.
“De estudios realizados en estos años, detectamos que los accidentados llegan a la evaluación psicológica recién después de 2 años del siniestro o después de 5 años del accidente, con secuelas o daños que pueden haberse consolidado por el transcurso del tiempo, cuando esto es evitable, con una atención y contención temprana”, agregó Krieger.
Además, es un servicio gratuito y trabajan en forma articulada con la línea 911. “Analizamos la situación al momento de conocer la emergencia, y los profesionales se contactan para dar soporte ante la situación de emergencia, donde hay un quiebre, hay un estado de shock, mucha angustia, por lo que damos una primera contención y después acompañamos con un seguimiento para ir evaluando la resilencia de la persona ante el evento traumático”, indicó Muller Thies.
Por ello, tras algunos años, el proyecto logró tomar forma con la mayor red de profesionales  en Psicología que comparten la misma filosofía y responsabilidad social, creando por medio de un servicio social a través de la fundación, una herramienta que resuelva de manera inmediata el flagelo de esta secuela (evitar el daño consolidado patológico irreversible).
Es así que en el año 2018, luego de 8 años de experiencia, y en una provincia donde es desbordante el aumento de muertes y victimas con secuelas por accidentes de tránsito, conformaron en primer lugar el equipo del Centro de investigaciones Psicológicas en Posadas. La experiencia permitió analizar el impacto y la peligrosidad social por la alevosía del siniestro, amenazando a cada sujeto que transite por las rutas y aun en calles urbanas fueran una posible víctima.  “En el centro realizan prácticas que oscilan entre 800  a 1000 casos de accidentes de tránsito que nos permitieron verificar que estamos desamparados (como sociedad) al momento de abordar en la práctica cotidiana soluciones concretas al siniestrado. Siniestrado que se traduce en víctima del flagelo patológico de los accidentes de tránsito, que se traduce en personas mayores, que pierden a sus seres queridos, que pierden esposos, esposos, amigos, hijos. Esta es una problemática social y de salud mental, que sufre e impacta a toda la sociedad, ya que conmueve todos los días leer o saber del accidente diario”, agregó, por su parte, el psicólogo Juan Pablo Britez.
En estos casos hay víctimas directas, sus familiares, pero también hay intervinientes, policías, bomberos, enfermeros, médicos, peatones, medios de comunicación, todo Misiones se ve afectada por la cantidad de accidentes viales que hay, una tragedia ante la cual estamos “huérfanos” de alguna manera, ya que puede tocarle a cualquiera, no importa la clase social, raza o religión”.
Ante esta realidad, crearon la fundación para investigar, asistir, y responder a la demanda social de la provincia ante hechos violentos de accidentes que conmueven en las rutas misioneras y dejan secuelas, muchas veces, irreparables.
A cargo de la coordinación de la red de Crisis Ambulatoria se encuentra la psicóloga Mariher Sarcos, profesional oriunda de Venezuela, quien administra las estadísticas y el sistema de información digitalizado para la mejor comunicación y trabajo del equipo en el interior.

 
Contención para una mejor calidad de vida
En la entrevista con Misiones Online, los profesionales indicaron que desde la Fundación CIP brindarán atención gratuita a las víctimas, a sus familiares directos y personas a cargo, para lograr su reincorporación en forma vital tanto personal, familiar, social, laboral y recreativo.
Pretenden sensibilizar a la sociedad sobre la importancia del auxilio a los accidentados del tráfico, a sus familias, y también a quienes intervienen para asistir a las víctimas en los accidentes (policías, bomberos, paramédicos), entre otros. «Nos centramos en la atención de la víctima directo del accidente de tránsito, considerada de primer grado para la contención desde el trabajo profesional, pero además nos ocupamos de brindar una atención integral de segundo grado, que son los familiares a cargo. Y de tercer grado y cuarto grado, que son paramédicos, policías, bomberos, que si bien están preparados para hacerlo, muchas veces son victimas, porque no siempre pueden manejar situaciones de impacto dramáticos como son las consecuencias de muerte por un accidente vial», señaló Krieger.
“El objetivo es abordar la problemática en toda la provincia, en forma integral y sostenida en el tiempo, hasta lograr revertir las estadísticas que hoy son abrumadoras. Prevenir y reducir los índices de accidentes de tráfico. Para ello, vamos a trabajar en educación, formación, investigación, cooperación, compromiso social, sumando a aquellos que atienden estos valores para una mejor sociedad”, sostuvo Mariher Sarcos.
La presentación oficial de las acciones de la nueva Fundación del Centro de Investigación Psicológica y su equipo, se realizará el próximo 11 de diciembre, en un desayuno de trabajo en el Salón del Julio César Hotel, oportunidad en que especialistas de la institución darán a conocer los detalles  del proyecto, el protocolo de actuación en casos de siniestros viales, y difundirán los canales para recepcionar adhesiones y cupones de donaciones para sustentar la iniciativa.
 
 
 
 
Por Patricia Escobar