15 de febrero: hoy se conmemora el Día Internacional del Cáncer Infantil

Se celebró por primera vez en el año 2002 con la intención de sensibilizar y concientizar a la comunidad sobre la importancia de esta problemática y la necesidad de que cada niño reciba la mejor atención médica y psicológica; apoyándose en la premisa de que el cáncer infantil es curable con un diagnóstico temprano, disponibilidad y acceso a tratamientos y cuidados apropiados oportunamente.
 
Según el ROHA (Registro Oncopediátrico Hospitalario Argentino) en Argentina se diagnostican alrededor de 1.300 casos al año, y en nuestra provincia se diagnostican entre 50-60 casos anuales, de los cuáles se estima que logran curarse alrededor de un 70% de los pacientes.
 
Los especialistas aconsejan a los padres que realicen consultas con su pediatra de cabecera en forma regular, ya que es el único que conoce realmente al niño; “y no se queden únicamente con las consultas realizadas en la guardia. Luego de una consulta de emergencia siempre deben llevar al niño a control con su médico de cabecera, aunque éste se sienta mejor”.
 
La Jefa del Servicio de Oncología del Hospital de Pediatría Dr. Fernando Barreyro y Especialista en Hemato-Oncología Pediátrica, Dra. Silvana Alderete, explicó que Ees fundamental el trabajo multidisciplinario con especialistas de distintas áreas. Uno de los objetivos es controlar la enfermedad, mantener ese control en el tiempo y llegar a la cura con la menor cantidad de secuelas posibles, para que el niño pueda desarrollar una vida normal. A diferencia de los adultos, el cáncer en los niños tiene mejor pronóstico, porque los tipos de cáncer frecuentes en esta edad son más sensibles a la quimioterapia y a su vez toleran mejor el tratamiento quimioterápico con un porcentaje de sobrevida de alrededor del 70-80% cuando son tratados en tiempo y forma”.
 
La mayoría de los tratamientos duran alrededor de 2 años, siendo la primera causa, o el primer diagnóstico más frecuente la leucemia. Los tratamientos dependen del tipo de tumor y del avance de la enfermedad y pueden ir desde quimioterapia, cirugía o radioterapia.
 
Bajo el lema “la detección temprana salva vidas” nunca está de más recordar la importancia de los controles médicos periódicos.
 
Fuente: Ministerio de Salud Pública de Misiones.
 
A.C.