Gutiérrez: “Acá con 2 boletas atrasadas, te mandan el corte”

POSADAS. “Misiones no se adhirió antes y tampoco ahora, el gobierno tomó recaudos para hacer política”, lanzó el titular de la ONG Consumis, Rolando “Coco” Gutiérrez, sobre la no adhesión del gobierno provincial al DNU (Decreto de Necesidad y Urgencia) del Ejecutivo Nacional, que prohíbe el corte de servicios por boletas impagas.

“Ya ha habido cortes de agua y luz en el medio. Ese decreto se transformó en ley porque los DNU que fueron aprobados por Senado, tienen fuerza de ley”, insistió Gutiérrez, añadiendo que van a presentar en la Subsecretaría de Legal y Técnica, “el pedido para que el gobernador Adhiera al DNU”.

Según Gutiérrez, “con dos boletas ya están intimando a la gente y aplican unos intereses abultados, porque las empresas misioneras son todas monopólicas. Algo habrá pasado. El gobernador nos dejó a la buena de Dios y en manos de las empresas monopólicas que hacen lo que quieren”, fustigó el referente de Consumis.

“El derecho es que podamos pagar más holgadamente por el problema del trabajo y la producción, pero acá no, a los dos meses te mandan el corte”, subrayó.

Denuncias y posibles amparos por la sobrefacturación

Por otra parte, Gutiérrez se despachó contra EMSA por las abultadas boletas que viene aplicando a los usuarios misioneros, con mediciones y consumos presuntamente adulterados. “¿Por qué nos cobran boletas 5-10 veces más altas que las del último mes? EMSA es una vergüenza total. Gente que consumía 200 KW, saltaron a 900 y 1.500 KW (de consumo). Tenemos unas 150 facturas con esta característica (del salto exponencial del consumo)”, denunció.

“Es evidente la sobrefacturación”, dijo el referente de Consumis, anticipando que estudian realizar una presentación conjunta –para un amparo colectivo– por la sobrefacturación. Sin embargo, admitió que la justicia jamás falla a favor de los usuarios misioneros. “Presentamos amparos ante la justicia y la única jueza que falló a favor es la del Civil y Comercial 3”, recordó.

El de EMSA “es un problema político. Es una empresa privatizada por la ley 3.270 y el 51% pertenecía al Estado en ese momento. Hoy se fueron todos los accionistas particulares y el 100% es del Estado”, enfatizó Gutiérrez, recordando que el presidente de EMSA, se designa por decreto y no por asamblea de accionistas.