Descubren una nueva especie de dinosaurio de hace 115 millones de años relacionada con el Tiranosaurio Rex y las aves modernas

Residentes del Reino Unido hallaron cuatro de sus huesos en la isla de Wight.

Un nuevo estudio realizado por paleontólogos de la Universidad de Southampton (Reino Unido) reveló que cuatro huesos encontrados en la isla de Wight supuestamente pertenecen a una nueva especie de terópodo, un suborden de dinosaurios que incluye al Tiranosaurio Rex y las aves modernas, comunicó este miércoles la institución.

Los huesos fueron hallados en el 2019 por separado por unos residentes británicos en la zona costera de la localidad de Shanklin y procedían del cuello, la espalda y la cola del dinosaurio, que fue llamado ‘Vectaerovenator inopinatus’. Según los investigadores, el animal habitó en la zona durante el período Cretáceo, hace 115 millones de años, y se estima que tenía hasta 4 metros de largo.

Robin Ward, buscador de fósiles del condado de Warwickshire, estaba con su familia visitando la isla de Wight cuando hicieron el descubrimiento. «La alegría de encontrar los huesos fue absolutamente fantástica. Pensé que eran especiales«, recordó el hombre.

James Lockyer, del condado Lincolnshire, también estaba viajando por la zona cuando halló otro de los huesos, que «se veía diferente a las vértebras de reptiles marinos» que había encontrado anteriormente.

Por su parte, el último fósil fue descubierto por Paul Farrell, residente de la isla, mientras caminaba por la playa «pateando piedras». «Me sorprendió mucho descubrir que podía ser de una nueva especie», afirmó. 

El análisis de los cuatro hallazgos, que fueron donados al museo Dinosaur Isle, confirmó que es muy probable que los huesos sean del mismo dinosaurio, de un género previamente desconocido por la ciencia.  

«Aunque tenemos suficiente material para poder determinar el género del dinosaurio en general, lo ideal sería encontrar más [restos] para perfeccionar nuestro análisis», detalló Chris Barker, quien dirigió la investigación, y agregó que le sorprendieron los espacios de aire presentes en algunos de los huesos, uno de los rasgos que ayudó a los científicos a identificar sus orígenes terópodos.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here