EE.UU. autoriza la búsqueda de petróleo en el protegido Ártico de Alaska

El refugio silvestre es hogar de osos polares, caribús y otros animales. Grupos ambientalistas ya han expresado su indignación por el permiso de la actividad industrial en la zona.

El Departamento del Interior de Estados Unidos aprobó este lunes un proyecto que permite la búsqueda de petróleo y gas en la llanura costera del Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico, un terreno de unas 600.000 hectáreas en la costa norte de Alaska.

«El Congreso nos ha instruido vender lotes en la Llanura Costera del Refugio de Vida Silvestre de Alaska, y hemos tomado un paso importante hacia el cumplimiento de nuestro compromiso al determinar dónde y bajo qué condiciones se realizará el proyecto de gas y petróleo», declaró el secretario del Interior, David Bernhardt, en un comunicado.

El refugio silvestre es hogar de osos polares, caribús y otros animales. El Congreso aprobó el proyecto en 2017, y la unidad de administración de tierras del Departamento del Interior, en diciembre de 2018, determinó que la exploración se puede realizar sin perjudicar a la vida silvestre.

La Administración Trump abre a las petroleras el protegido Refugio del Ártico en Alaska

«El anuncio de hoy es un momento histórico en la trayectoria de 40 años para desarrollar responsablemente los recursos energéticos de nuestro estado y nuestra nación», expresó el gobernador de Alaska, Mike Dunleavy, quien calificó la decisión de «un paso definitivo en la dirección correcta para desarrollar el potencial energético de esta región», que calculó entre 4.300 millones y 11.800 millones de barriles de petróleo.

Grupos ambientalistas, por su parte, no compartieron el entusiasmo de las autoridades y criticaron la decisión. «La supuesta revisión emprendida por la Administración Trump es una desvergonzada venta del Refugio Ártico. Ya nos veremos en los tribunales», declaró Lena Moffitt, del Sierra Club.

«Nuestro clima está en crisis, los precios del petróleo están por el suelo y los bancos se están negando a financiar proyectos en el Ártico», comentó Adam Kolton, director ejecutivo de Alaska Wilderness League. «Y sin embargo la Administración Trump sigue a pasos agigantados tratando de estropear el último gran refugio silvestre que le queda a nuestra nación, poniendo en peligro a los pueblos autóctonos y a la vida silvestre que de él dependen», añadió.

Con información de AP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here