India acusa a China de llevar a cabo «movimientos militares provocadores» en la frontera disputada

Las tensiones se agudizaron en el este de la región de Ladakh.

El Ministerio de Defensa de India ha acusado a las tropas del Ejército Popular de Liberación chino de llevar a cabo «movimientos militares provocadores» en la parte oriental de la disputada región fronteriza de Ladakh en la noche del 29 al 30 de agosto y asimismo, violar «el consenso» alcanzado tras los enfrentamientos y esfuerzos diplomáticos para normalizar la situación.

En el comunicado se precisa que el Ejército chino emprendió acciones en la ribera sur del lago Pangong Tso y que las fuerzas indias se adelantaron y «tomaron medidas» para reforzar sus posiciones y «frustrar las intenciones chinas de cambiar unilateralmente los hechos sobre el terreno».

«El Ejército indio está comprometido a mantener la paz y la tranquilidad a través del diálogo, pero también está igualmente decidido a proteger su integridad territorial», agregó el Ministerio de Defensa indio.

India y China mantienen disputas abiertas sobre varios territorios dentro de la zona del Himalaya, que reiteradamente han llevado a conflictos bélicos. Los territorios disputados incluyen la región de Aksai Chin, administrada por China y reclamada por India, que la considera parte del distrito de Ladakh, en el estado de Jammu y Cachemira.

China duplica la presencia de aviones de combate en la disputada frontera con la India

Otra región en disputa se encuentra en el estado indio de Arunachal Pradesh, ya que China reclama el control sobre ese territorio, considerándolo parte de la región autónoma del Tíbet.

La nueva tensión entre las dos potencias nucleares se escaló el pasado mes de mayo, cuando Pekín y Nueva Delhi reforzaron su presencia militar en las zonas disputadas a lo largo de la frontera no demarcada, después que el 5 de mayo soldados de ambos países se enfrentaran a orillas del lago Pangong Tso, en la meseta tibetana. 

Con fuerza renovada, el conflicto estalló el 15 de junio cuando al menos 20 soldados indios murieron en el disputado valle de Galwan, en el oeste del Himalaya, en un enfrentamiento con militares chinos, por el que Pekín y Nueva Delhi se culpan mutuamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here