‘Sirenazos’ y retención de tareas: por qué la Policía de Buenos Aires mantiene sus protestas a pesar de la promesa de un aumento salarial

En plena pandemia de coronavirus y mientras crecen los delitos en las calles, los efectivos de seguridad de la provincia más poblada de Argentina desafiaron las normativas locales, que les impiden reclamar y sindicalizarse.

La Policía de la Provincia de Buenos Aires, en Argentina, ha iniciado esta semana una serie de demandas por mejores condiciones laborales y mantiene protestas en varios municipios a pesar de que el Gobierno de Axel Kicillof anunció un aumento salarial en menos de 24 horas.

Si bien las fuerzas de seguridad argentinas no tienen permitido reclamar ni sindicalizarse, en la tarde del lunes un centenar de efectivos han hecho sonar las sirenas de sus patrulleros frente a la sede de la gobernación, en la ciudad de La Plata. 

La reacción fue casi inmediata. En horas de la mañana de este martes, el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, junto al ministro de Seguridad del distrito, Sergio Berni, anunciaron que entre el jueves y el viernes se dará a conocer una «mejora salarial importante» para todo el personal policial. 

A pesar de la promesa oficial, grupos conformados por exagentes retirados y familiares de policías en funciones encabezaron nuevas manifestaciones, entremezclados con algunos uniformados en actividad. Exigen no solo mejoras en sus ingresos, sino también medidas de protección sanitaria, ante los 7.000 contagios de covid-19 y unas 10 muertes por la enfermedad en la fuerza.

Según indicaron, actualmente un oficial recién ingresado gana un salario mensual cercano a los 30.000 pesos (unos 400 dólares).

«Necesitamos un sueldo para salir de la pobreza y condiciones de salubridad laboral. El Ministerio no te provee de nada. No nos dan nada. Estamos poniendo la vida a disposición de la sociedad«, se quejó un manifestante frente a un periodista del diario La Nación.

«Recuperar lo perdido«

Desde las redes sociales, organizaciones como el Sindicato Policial de la Provincia de Buenos Aires (Sipoba), que no tiene personería gremial, es decir, no está amparado por el Ministerio de Trabajo como un gremio más, o el grupo Policía Reclamando, compartieron videos de las protestas y oficiaron de voceros de los efectivos. 

Incluso convocaron a una retención de tareas, que se cumplió parcialmente en varios municipios del conurbano bonaerense, a pesar de que las autoridades lo negaron. Esto ocurre en medio de la pandemia de coronavirus y mientras se registra un aumento de la inseguridad en las calles

Si bien no se especificó el monto del aumento que se le otorgará a los efectivos policiales, durante la rueda de prensa de este martes Bianco resaltó que esos agentes «deben recuperar lo perdido» frente a la inflación entre 2016 y 2019, debido a que son quienes, junto a los médicos, «están haciendo un trabajo esencial, en la trinchera» en el marco de la crisis sanitaria.

El Gobierno reconoce que la fuerza sufrió una pérdida de poder adquisitivo de su salario del 30 %, aunque los policías reclaman una mejora superior al 50 %. La tensión se mantiene, ya que los manifestantes quieren saber de cuánto será el ajuste en sus ingresos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here