Un luchador de la UFC es sentenciado a 22 meses de prisión por una pelea en un bar

Durante el altercado, que ocurrió en septiembre de 2019, el deportista propinó un fuerte golpe a su rival que le provocó una fractura en ambos lados de la mandíbula.

El peleador australiano Benjamin Sosoli, que lucha en la categoría de pesos pesados de la UFC, ha sido condenado este lunes a 22 meses de prisión por causar graves lesiones a un hombre tras verse involucrado en una pelea a las afueras de un bar ubicado en los suburbios de Melbourne, informan medios locales.

De acuerdo a los reportes, Sosoli, también conocido como ‘Combat Wombat’, en septiembre del 2019 habría agredido a un hombre de 30 años que se encontraba ebrio y que intentó ingresar a un bar del cual había sido rechazado por su estado inconveniente, tras lo cual amenazó al personal del establecimiento con apuñalarlos.

Sosoli, quien en ese momento trabajaba como oficial de servicio responsable de alcohol, propinó al hombre un puñetazo de izquierda tan poderoso que dejó a la víctima con fracturas a ambos lados de la mandíbula y tres dientes rotos.

Tras el altercado, el sujeto agredido requirió de una cirugía para extraerle las piezas dentales dañadas y colocarle placas metálicas en la mandíbula, hecho que lo obligó a comer puré durante seis semanas después del procedimiento.

Por su parte, durante el juicio celebrado ante el Tribunal del Condado de Victoria, el juez Gavan Meredith aseguró que Sosoli debió haber sido capaz de manejar la situación sin causar daños graves a otra persona. «Su víctima estaba bajo los efectos del alcohol y, a la luz de eso, era intrínsecamente vulnerable», apuntó.

Peleador de UFC se arregla la nariz rota en plena lucha dejando boquiabierto a su rival

«Se necesitaría una fuerza significativa para causar estas lesiones [y] existe el riesgo de que las fracturas de los huesos no se curen», señaló el juez, quien insistió en que Sosoli era muy hábil y habría sabido que el puñetazo causaría graves lesiones.

Por el incidente, el peleador, quien ha publicado videos en YouTube en los que muestra cómo noquear a un adversario y cómo llevar a un oponente al suelo, fue sentenciado a 22 meses de cárcel, con la posibilidad de cumplir 11 de ellos en libertad condicional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here