Un hombre descubre casi 25 años después que su padre era un espía cuya relación con su madre fue parte de una operación policial

El afectado, que actualmente tiene 35 años, recibió una sustanciosa compensación de la Policía británica tras denunciar que descubrir la identidad real de su progenitor le causó daños psiquiátricos.

Scotland Yard se ha disculpado y ha acordado pagar una sustanciosa compensación a un ciudadano británico que descubrió que su padre era un espía encubierto por la Policía Metropolitana de Londres y que la relación que ese mantuvo con su madre formó parte de una operación especial.

El afectado, referido como TBS, tenía 26 años cuando descubrió la verdadera identidad de su padre, que desapareció cuando él tenía tan solo dos. Un tiempo después presentó una demanda en la que aseguró haber sufrido daños psiquiátricos tras conocer la verdad, recoge The Guardian.

¿Quién era Bob Lambert?

Durante la década de 1980 un espía de la Policía británica llamado Bob Lambert se hizo pasar por un activista de izquierda bajo el nombre de ‘Bob Robinson’ para infiltrarse en grupos de protesta por los derechos de los animales y de la defensa del medioambiente. Utilizando la identidad de un niño de siete años fallecido en 1959, comenzó una relación duradera con la mujer que se convertiría en la madre de TBS, conocida como Jacqui, integrante de uno de los grupos que Lambert debía investigar.

TBS nació en 1985 fruto de la relación entre Jacqui y ‘Bob Robinson’, pero dos años más tarde el padre desapareció sin dejar rastro, alegando que había tenido que huir del país debido a su participación en protestas violentas. Lo que había ocurrido en realidad, sin embargo, era que la operación en la que participaba había concluido y regresó junto a su esposa y sus dos hijos en el condado de Surrey.

Jacqui y su hijo no conocieron la amarga realidad hasta 2012, cuando vieron a Lambert en unos artículos de investigación publicados en los periódicos locales. Dos años más tarde, la Policía Metropolitana ofreció a la mujer una compensación de 425.000 libras esterlinas, unos 554.000 dólares.

«Nacimiento e infancia basados en un engaño»

Por su parte, TBS declaró que tras conocer la verdad sobre su padre sintió que su nacimiento e infancia se basaron en una mentira, hecho que le causó confusión y angustia. Asimismo, el hombre agregó que considera frustrante que la Policía no hubiera revelado de manera directa, tanto a él como a su madre, la verdadera identidad de Lambert. 

Mientras tanto, su abogado, Jules Carey de Bindmans, comunicó que su cliente envió a la Policía Metropolitana una lista de preguntas sobre la operación en la que participó su padre, pero el organismo «logró eludirlas y concluyó el caso pagándole daños sustanciales y disculpándose».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here