El director del centro que creó la Sputnik V: «Hombres y mujeres responden a la vacuna de la misma forma»

En la tercera fase de ensayos clínicos están participando 40.000 personas, 10.000 de ellas recibirán un placebo para probar la efectividad de la vacuna.

El director del Centro Nacional ruso de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya —donde se creó la primera vacuna del mundo contra el coronavirus, Sputnik V— indicó en una conversación con RIA Novosti que la respuesta a la vacunación no difiere entre hombres y mujeres. Alexánder Guíntsburg señaló que hasta la fecha no notó que los voluntarios tuvieran reacciones diferentes al fármaco dependiendo de su sexo.

«No lo noté, tal vez cuando vacunemos a 40.000 personas, entonces se encontrará una diferencia estadísticamente creíble, pero hasta ahora no hemos podido notar tal diferencia«, afirmó Guíntsburg.

Lo más importante sobre Sputnik V

La vacuna rusa Sputnik V —registrada el 11 de agosto en pleno cumplimiento de las normas internacionales— fue creada de forma artificial, sin ningún elemento del coronavirus en su composición, y se presenta en forma liofilizada, como un polvo que se mezcla con un excipiente para disolverlo y luego administrarlo por vía intramuscular.

En esta vacuna se utiliza una tecnología de adenovirus humano de dos vectores diferentes, Ad5 y Ad26, para una primera y una segunda inyección. Cabe mencionar que Sputnik V no contiene adenovirus humanos vivos, sino vectores adenovirales humanos que no son capaces de multiplicarse y son completamente seguros para la salud

Sputnik V se basa en una plataforma de vacuna de dos vectores ya existente, desarrollada en 2015 para tratar el ébola, que superó todas las fases de los ensayos clínicos y fue utilizada para derrotar la epidemia de esa enfermedad en África en el 2017. 

Sputnik V entró en el ‘top’ 9 de la lista de la OMS de vacunas más cercanas a la finalización de los ensayos clínicos y es la única de las nueve que utiliza dos vectores distintos para diferentes inyecciones. Más de 40 países han expresado ya su interés en obtener la vacuna.

El 9 de septiembre comenzó la tercera fase de ensayos clínicos de Sputnik V, con la participación de 40.000 personas, 10.000 de ellas recibirán un placebo para probar su efectividad. 

Previamente The Lancet, una de las revistas médicas más prestigiosas del mundo, publicó los resultados de los ensayos de la primera y la segunda fase de la vacuna rusa, que demostraron lo siguiente:

  • La plataforma de vectores adenovirales humanos es eficaz, a pesar de las preocupaciones por la posibilidad de una inmunidad preexistente a los adenovirus
  • Se seleccionó la dosis segura óptima que permitió lograr una respuesta inmunitaria humoral y celular en el 100 % de los participantes, incluso en aquellos que habían tenido una infección con adenovirus
  • El uso de dos vectores diferentes permite lograr una respuesta inmune más efectiva
  • El nivel de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 en voluntarios vacunados con Sputnik V fue entre 1,4 y 1,5 veces más alto que el nivel de anticuerpos en los pacientes que se habían recuperado del covid-19

Cabe destacar que las plataformas para vacunas que usan otros países, como el vector de adenovirus de mono o la tecnología de ARN, nunca antes han sido utilizadas en vacunas aprobadas. Tampoco han sido sometidas a estudios a largo plazo sobre sus posibles efectos secundarios en el cuerpo humano, como por ejemplo los riesgos de desarrollar complicaciones relacionadas con el cáncer o sus efectos sobre la fertilidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here