Identifican 39 años después a una presunta nueva víctima del asesino más prolífico de EE.UU.

Samuel Little ha reconocido haber cometido 93 asesinatos entre 1970 y 2005. Muchas de sus víctimas no han sido identificadas ni vinculadas al asesino, condenado a tres cadenas perpetuas.

En Estados Unidos, el Buró de Investigaciones de Georgia (GBI, por sus siglas en inglés) ha logrado identificar los restos de una mujer después de 39 años. Se trata de Patricia Parker, una afroamericana de 30 años hallada muerta el 28 de septiembre de 1981 en el condado de Dade, en un crimen que las autoridades creen fue cometido por Samuel Little, el asesino en serie con más víctimas en la historia del país, según informó el GBI en un comunicado este viernes.

En 2018, cuando Little comenzó a hablar sobre sus crímenes, informó a agentes de la Policía de Texas sobre el asesinato de una mujer negra a principios de los años 80 en la localidad de Chattanooga, en Tennessee. El departamento de casos sin resolver de ese estado comenzó a buscar posibles coincidencias, pero entre sus archivos no había víctimas que correspondieran con esa descripción.

El asesino en serie más prolífico en la historia de EE.UU. confesó muchos de sus crímenes tras ser invitado a pizza y gaseosa

Esa oficina decidió contactar a las autoridades del norte de Georgia —estado que limita con el sur de Tennessee— para averiguar si tenían algún caso no resuelto que pudiera relacionarse con el relato de Little, y fue entonces cuando descubrieron que este concordaba con el cuerpo sin identificar encontrado en Dade en 1981. En diciembre de 2018, un agente especial del GBI viajó a la prisión de Texas donde el prolífico asesino cumple tres cadenas perpetuas y lo entrevistó con el ánimo de obtener más información del caso.

Los detalles que Little proporcionó entonces llevaron a los investigadores a creer que la víctima de Chattanooga, que había citado antes, no fue asesinada en Tennessee, sino en Georgia, y que sus restos correspondían a los encontrados en Dade. Finalmente, en marzo de 2019, el GBI dio a conocer públicamente la reconstrucción forense del cráneo de la mujer y pidió la ayuda de la ciudadanía para lograr identificarla. Como resultado de esa rueda de prensa, una familia se presentó alegando que la occisa era allegada de ellos y un análisis posterior de ADN confirmó su parentesco.

«Su familia la ha estado buscando por más de 30 años y el consuelo de su hijo de saber que su mamá no lo dejó, que en realidad fue asesinada y así fue como dejó esta vida, fue para mí la mejor parte de este caso», confiesa Joe Montgomery, el agente especial a cargo del GBI.

Samuel Little ha reconocido haber cometido 93 asesinatos entre 1970 y 2005. En mayo de 2018, proporcionó voluntariamente información detallada sobre asesinatos que habría cometido en todo el país, pero muchas de sus víctimas no han sido identificadas ni vinculadas al asesino. Desde febrero de 2019 han sido publicados los retratos que Little ha dibujado de las mujeres asesinadas con la esperanza de poder identificarlas y contactar con sus familiares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here