Un argentino compra un avión presidencial de Uruguay en una subasta (y paga mucho menos de su precio original)

El comprador ofertó 180.000 dólares, un monto cinco veces inferior al pagado por la administración de Tabaré Vázquez en 2018.

Un empresario argentino ganó una subasta este jueves en Uruguay para quedarse con un avión presidencial de ese país sudamericano por 180.000 dólares, una cifra cinco veces menor al millón de dólares que había pagado en 2018 el Gobierno de Tabaré Vázquez para obtener la aeronave. 

El evento, que duró apenas pocos minutos, tuvo a otro interesado: un panameño que lanzó varias ofertas, pero finalmente no pudo equiparar a su competidor. Inicialmente, la sugerencia del rematador era de 200.000 dólares, aunque el precio tuvo que bajar para que la venta se concretara con éxito. 

En un video de la jornada compartido en redes sociales, puede verse al anfitrión exclamando distintas cifras de ofertas, habiendo iniciado en 165.000 dólares, hasta llegar al monto ganador.

Por otro lado, la comisión generada por esta transacción será enviada al Fondo Coronavirus, creado por el Parlamento uruguayo para financiar políticas en el marco de la pandemia. Este acuerdo fue cerrado por el Gobierno de Luis Lacalle Pou y el gremio de subastadores. 

«Uruguay es un país austero»

Cuando la administración de Vázquez adquirió el avión, que le fue comprado al empresario uruguayo Carlos Bustin, recibió muchos cuestionamientos por su elevado costo. El principal crítico era el entonces líder opositor, Lacalle Pou, quien durante su campaña electoral ya había prometido venderlo si lideraba al Ejecutivo. 

Montevideo se consolida como bastión progresista y equilibra el poder presidencial de Lacalle Pou

Al llegar a la Presidencia, el nuevo Gobierno realizó la primera subasta el 15 de julio, que fue organizada por el Ministerio de Defensa con una base estimada de 350.000 dólares. En esa oportunidad, no hubo interesados.

Acto seguido, se hicieron modificaciones administrativas en la Cancillería para permitir el arribo de extranjeros que quisieran ver el avión presidencial para concretar el remate, en medio del brote global del coronavirus. Finalmente, se desarrolló la subasta, aunque no se dio a conocer la identidad del argentino que la ganó.

Por otro lado, para el actual ministro de Defensa uruguayo, Javier García, el Estado había comprado esa aeronave «en forma directa y con valor absolutamente desproporcionado«. Y concluyó: «Uruguay es un país austero. Los gustos de los gobernantes no deben hacerse con dineros públicos».

Si te ha parecido interesante, compártelo con tus amigos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here