Talibanes acusan a Washington de violar el acuerdo de paz después de que el Ejército de EE.UU. realizara ataques aéreos contra militantes

«La responsabilidad y las consecuencias de la continuación de tales acciones recaerán directamente sobre los hombros de la parte estadounidense», advirtió el movimiento radical.

Los talibanes han acusado a Estados Unidos de violar el histórico acuerdo de Doha, que prevé la retirada de las fuerzas extranjeras de Afganistán, después de ataques aereos de las fuerzas norteamericanas contra los militantes.

El acuerdo entre los talibanes y EE.UU. se firmó en febrero de este año en la capital de Catar, Doha. El pacto preveía la retirada de todas las tropas extranjeras de Afganistán, mientras que los talibanes se comprometieron a entablar conversaciones con el Gobierno del país para llegar a una solución pacífica a la prolongada guerra.

Arrancan en Catar las primeras negociaciones de paz entre el Gobierno afgano y el Talibán, destinadas a poner fin a décadas de guerra

El movimiento radical calificó los ataques como «excesivos», advirtiendo a Washington de las posibles consecuencias si continúan las hostilidades, reseña Reuters.

«Las fuerzas estadounidenses han violado el acuerdo de Doha de diversas formas al llevar a cabo ataques aéreos excesivos tras los nuevos acontecimientos en la provincia de Helmand», afirmó el portavoz de los talibanes, Qari Muhammad Yousuf Ahmadi, en un comunicado. «La responsabilidad y las consecuencias de la continuación de tales acciones recaerán directamente sobre los hombros de la parte estadounidense», agregó.

Respuesta a una ofensiva de los talibanes

Sin embargo, el Pentágono afirmó que los ataques se produjeron en respuesta a una nueva ofensiva, que los talibanes lanzaron a principios de esta semana contra las fuerzas del Gobierno afgano en la provincia sureña de Helmand, en un aparente intento de capturar su capital.

La ofensiva invocó una respuesta de las fuerzas de la coalición liderada por EE.UU. que lanzaron ataques aéreos contra los militantes talibanes, en un intento de ayudar a las tropas gubernamentales del país.

En respuesta a las quejas de los talibanes, el portavoz de las fuerzas estadounidenses, coronel Sonny Leggett, afirmó que los ataques aéreos en realidad no infringieron el acuerdo de Doha y son «consistentes» con él.

«Los ataques aéreos de EE.UU. en Helmand y Farah han sido y continúan siendo únicamente en defensa de las Fuerzas de Seguridad y Defensa Nacional de Afganistán mientras son atacados por los talibanes», tuiteó Leggett, instando a todas las partes de la guerra a «reducir la violencia».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here