Carolina Butvilofsky: “El misionerismo estimula el sentido de pertenencia”

La candidata a diputada expresó su adhesión a la idea de trabajar y consumir productos de nuestra gente. Y que ello redunda en más cercanía de la provincia y de su gente.

Sara Carolina Butvilofsky es una de las candidatas a diputada provincial incorporada por la Renovación. Oriunda de Eldorado expresó su adhesión a la idea del misionerismo y, como empresaria, desea llevar sus iniciativas al parlamento misionero.

Con experiencia en la actividad turística, Butvilofsky (un apellido tradicional en Eldorado) sorprendió con su emprendimiento de elaborar jabones de seda, un producto artesanal que se obtiene de los capullos de seda y que aporta elementos de una crema cosmética de calidad para la piel.

Fanática del ciclismo, se la suele ver pedaleando por la ciudad del norte misionero, mientras realiza diversas obras en pro de la comunidad con los integrantes del “Pedal Team Eldorado”.

A puro pedal. Cuando sus obligaciones le dejan tiempo se la ve montada en su bicicleta.

Estas son algunas de sus definiciones

Usted es de Eldorado. ¿Nació allí? ¿En qué barrio vivió a qué colegios y o escuelas asistió? El nombre de su padre es conocido en la localidad, ¿a qué se dedicaba él? Donde completó sus estudios. A qué se dedica y cómo está conformada su familia?

Sí. Nací en 1972, en Eldorado. Realicé mis estudios primarios en el Instituto Hindenburg y secundarios en la Escuela Nacional de Comercio. Me crié en el Barrio Parque Km 11. Mi padre Juan Carlos Butvilofsky fue jefe del ACA (así llega a Eldorado). Luego se vuelven empresarios con mi madre y deciden quedarse para siempre en Eldorado (mi madre es docente, actual coordinadora del IPAC Sede Eldorado y Universidad FASTA Sede Eldorado). Mi padre completó sus estudios en Jardín América, en la que fue la primera camada de Peritos mercantiles en dicha localidad y fundador del Club Timbó en dicha localidad. Estoy casada con Juan Carlos (Pocho) Wachnitz y tenemos 2 hijos.

Señaló que, para aceptar la candidatura, primero analizó, luego consultó con la familia y finalmente lo hizo. ¿Qué valores cuentan a la hora de aceptar?

Sin duda, fue importante el apoyo de mi entorno familiar para aceptar y el amor por mi Provincia. Cuento con la posibilidad de poder aportar los conocimientos y experiencia que fui adquiriendo a través de los años.

En caso de ser electa, ¿qué piensa que el electorado del Norte misionero está esperando y pide a sus representantes?

Siempre hay muchos pedidos desde todos los sectores. Trataremos de ir viendo que es factible y viable de lograr en los próximos cuatro años principalmente en educación, turismo y salud.

¿Qué áreas le gustaría trabajar en la Legislatura? (hay varias comisiones y eso permite la especialización de cada diputado)

Turismo, Emprendedurismo, Educación Técnica, tecnologías y en los lugares donde pueda colaborar con mis aportes.

Usted expresó que apoya la iniciativa del “misionerismo”. ¿Piensa que ya está difundida la idea en la población y la gente de la provincia? ¿Qué más hay que hacer para ello?

Seguir comunicando y trabajando en el sentido de pertenencia y continuar motivando e impulsando la compra y el consumo de productos misioneros, hecho por nuestros vecinos, por nuestra gente.

Ha dicho que Misiones es una tierra de oportunidades y que el esfuerzo y el mérito es lo que la hicieron grande. ¿Eso se percibe así en la sociedad misionera o se imponen otros valores como que todo el esfuerzo deben hacer otros (el Estado, etc) y que la gente solo ‘debe esperar’? ¿Cómo lo ve usted?

Es cierto, Misiones es Tierra de oportunidades. Estamos bendecidos con el clima, el grandioso Paraná y el Uruguay. La Biodiversidad, la convivencia entre la amalgama de culturas que tenemos, convivimos bien, y entre todos buscamos el crecimiento de nuestra provincia.

Haber creado el Centro del Conocimiento, con todos los avances de tecnología; las oportunidades de capacitaciones que tiene la sociedad misionera; tener dos aeropuertos en una provincia de apenas 30 mil Km2, Iguazú con su vuelo directo a España. (Portón de ingreso a la comunidad europea).

Seguramente hay gente que espera, pero los misioneros nos caracterizamos por el espíritu emprendedor, no nos quedamos, siempre buscamos más y trabajamos para salir adelante.

La seda y el trabajo

Carolina junto a su esposo están al frente del emprendimiento sedero en Eldorado. La pareja decidió producir seda luego de un viaje que realizaron hace varios años, donde han tenido la posibilidad de observar en una isla ubicada al sur de la India, denominada Sri Lanka, una granja familiar que criaban gusanos de seda, hoy tienen 5 hectáreas destinadas a la sericicultura y cuentan además con una agencia de viajes que es la actividad principal.

“Hace seis años fundamos Sedas Misioneras y así nos transformamos en grandes productores de seda en capullo del país. A partir del capullo, fuimos generando diferentes tipos de trabajos donde tenemos líneas de bijouterie de seda, joyas de seda, cosmética de seda, luminarias de seda. También estamos trabajando con un equipo muy grande en el norte de Argentina en productos sobre telares”.

La actividad se denomina sericultura (la cría del gusano de seda). En este caso, optaron por el Bombix Mori, pero en el mundo existen casi 350 variedades registradas y catalogadas de Bombix Mori, algunos son silvestres y otros sirven para industrialización como lo hacen en Sedami. Una vez que cuentan con los huevos, se mantienen en laboratorio a una temperatura adecuada, se trata de un material genético muy delicado.

A partir de la producción de seda fabrican bijou, joyas y toda la línea de cosmética: champú sólido, jabón, crema, todos de seda.

También te podría gustar...