La Legislatura tiene un rol activo en la regulación de las profesiones

Uno de los ejemplos de la tarea parlamentaria realizada lo constituye la ley de creación del Colegio de Licenciados y Técnicos en Diagnóstico por Imágenes y Terapia Radiante, sancionada este año. Además, se encuentran en estudio proyectos para regular y actualizar el ejercicio de otras disciplinas, señaló la diputada Natalia Rodríguez.

“La creación del Colegio de Radiólogos fue muy importante, y ahora estamos colaborando para que eso se implemente”, precisó la legisladora, quien además de ser una de las autoras de esa iniciativa, presentó otras propuestas para actualizar las leyes que regulan la actividad de escribanos, bioquímicos y educación física; para crear el colegio de martilleros; para regular las actividades de acompañamiento terapéutico y educación especial; y para la adhesión a la ley nacional referida a la musicoterapia.  También afirmó que “el tema de los honorarios profesionales es un gran pedido”, por parte de “odontólogos e ingenieros”, entre otros.

Por otra parte, se refirió al proyecto de creación de un Centro de Interpretación de las Reducciones Jesuíticas en Candelaria, otro para “declarar patrimonio de la provincia el idioma Mbya Guaraní”, y un dictamen emitido esta semana referido a “la figura histórica de Chepoyá y la Ruta de los Granaderos Guaraníes”.

Asimismo, enfatizó la relevancia de la iniciativa para establecer el “boleto oncológico gratuito”, así como también la que busca instituir el día del síndrome de Down en la provincia: “son proyectos que tocan temas más sensibles y que fueron surgiendo del contacto con diferentes sectores, más allá de lo específico”, declaró.

Además, recordó que oportunamente fue sancionada la ley que regula la actividad farmacéutica e informó que se encuentra en estudio en la Comisión de Recursos Naturales el proyecto de recolección de medicamentos domiciliarios en desuso, que establece que “toda la población pueda llevar a las farmacias los remedios que no utiliza para que se realice un correcto tratamiento como residuo peligroso, lo cual tendrá un impacto ambiental y sanitario que es muy importante”.

“Por un lado, servirá para que no se contamine el ambiente y, por otro, es una cuestión sanitaria, porque esos medicamentos si se quedan en el domicilio producen automedicación”, agregó.

Otro de los proyectos, el del “boleto oncológico gratuito”, que fue estudiado con una asociación que trabaja con familias con niños con cáncer”, pretende dar respuesta a “quienes necesitan trasladarse no sólo para los tratamientos, sino también en urgencias”, afirmó. En caso de ser sancionado por la Cámara, “se establecerá un boleto gratuito mientras dure el tratamiento, para el paciente y para un acompañante”, detalló.

“También estamos trabajando para potenciar el crecimiento del polo productivo referido a la actividad ovina y caprina; y en una ley integral que tenga en cuenta la inserción laboral de los profesionales de turismo y las nuevas tendencias de ese sector”, concluyó Rodríguez.

También te podría gustar...